Convivencia Escolar

Programa de resolución de conflictos.

Presentación.

Convivir es vivir en compañía de otro u otros. Y se debe basar en un modelo de relación sustentado en el respeto mutuo y en la solidaridad recíproca. Y esta convivencia se expresa en una interrelación armoniosa y sin violencia entre los diferentes actores de la comunidad educativa.

La violencia es un síntoma, debemos aprovecharla para conocer qué cosas no funcionan bien y buscar los recursos, los medios y tomar las medidas necesarias para evitarla.

El centro educativo es un lugar idóneo para aprender a vivir juntos, algo esencial en la cultura de la paz. Y en nuestro centro entendemos que la educación ha de ser una herramienta de comunicación viva, de aprendizaje solidario, pensamiento abierto, capaz de suscitar transformaciones sociales con una participación responsable de todos sus miembros, que saben afrontar los conflictos de manera pacífica. Con el objetivo de mejorar la convivencia, desde el centro se está llevando a cabo el siguiente protocolo de resolución pacífica de conflictos que a continuación os detallamos.

PROTOCOLO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

En todos los grupos sociales surgen conflictos desde edades tempranas, que aprendan a resolverlos de forma constructiva y no violenta, es nuestro objetivo.

Los conflictos son algo natural y se puede aprender de ellos si utilizamos las estrategias correctas, lo que les dará más seguridad en sí mismos y les preparará para los conflictos futuros.

Los pasos a seguir en este protocolo de resolución de conflictos son los siguientes:

0.- Antes de nada, si los ánimos están alterados, dejamos pasar un tiempo para que los niños se calmen y puedan empezar a hablar.

1.- ¿Qué ha pasado? Cada niño/a explica lo que ha sucedido (Mensajes en yo: “Yo he hecho…”), diciendo la verdad (valorar positivamente que digan la verdad).

2.- Les ayudamos a resumir en pocas palabras lo que han dicho que ha pasado.

3.- ¿Cómo me he sentido?  Los niños intentan explicar cómo se sienten. Esto no es fácil y, con frecuencia hay que ayudarles. Ponernos en el lugar del otro es complicado pero podemos empezar a ti te gustaría si…

4.- Para que esto no sucediera podría… Les invitamos a buscar alternativas para actuar de otra forma y evitar el conflicto. Todas las propuestas valen. Es más importante en este caso la cantidad de propuestas que la calidad.

5.- ¿Cuál de todas me parece la mejor…? Les ayudamos a decidirse por la mejor alternativa y a utilizar habilidades sociales como pedir disculpas, solicitar algo de forma adecuada, pensar como se sentirían con esas alternativas o con la elegida,… Si parece oportuno se puede dramatizar la alternativa decidida.

      1.- ¿Qué ha pasado?

      2.- ¿Cómo me he sentido?

      3.- Para que esto no sucediera podría… Propuestas.

      4.- ¿Cuál me parece mejor?

      5.- Si hubiera actuado así, me hubiera sentido…

 

Como adultos y para ayudarles a buscar soluciones debemos evitar:

– Insultar                                – Culpabilizar      – Amenazar

– Despreciar                          – Ridiculizar         – Juzgar

– Imponer soluciones

– Sacar otras cuestiones que no estén ligadas al conflicto

Con todo esto además de conseguir que sean capaces de enfrentarse al conflicto de forma constructiva, también estamos consiguiendo que hagan un stop antes de actuar y evitar otros conflictos innecesarios.

EQUIPO DE PROFESORES.